Licenciada Rosisella Puglisi Spadaro Nutricionista Clínico

Invertir en Nutrición es Invertir en salud

Técnicas para perder grasa corporal

1. Caminatas: caminar es el amigo perfecto para quienes desean mantenerse en forma, no nos referimos a desplazarse desde el sofá hasta el microondas, sino a caminar con ritmo vivo al aire libre o en una caminadora. Se trata de la actividad aeróbica perfecta para esos deportistas porque quema grasa sin tocar el tamaño muscular. Caminar no tiene tantos efectos negativos en los músculos como correr o en los ejercicios de pesas (anaeròbicos). Procurar realizar tres o cuatro sesiones semanales de  30 a 60 minutos a paso rápido. Si es posible, alargarlas ligeramente los fines de semana. Si subes pendientes, quemarás aún más calorías. Animar a tu pareja y hacer de esas caminatas una actividad con la que ambos disfruten y se  pongan en forma.

2. Una dieta rica en fibra: caminar constituye una estrategia excelente para perder grasa, pero puedes potenciar sus efectos introduciendo un sencillo cambio en tu alimentación: tomar más fibra. La mayoría de las personas no consume ni la mitad de la que los expertos en nutrición consideran necesaria para gozar de un buen estado de salud.

Numerosos culturistas se preocupan de tomar grandes cantidades de claras de huevos, atún y batidos de proteínas, pero no entre los 20 y los 40 gramos diarios de fibra recomendados para garantizar un correcto funcionamiento del organismo. La fibra es  una ayuda magnífica para perder grasa. Ya que posee cualidades para bloquear la absorción de la grasa y con escaso aporte energético. Si sustituyes los productos ricos en calorías (azúcares y diversos tipos de grasas) por alimentos fibrosos, acelerarás la pérdida de grasa. Además, los expertos en nutrición señalan que la fibra retrasa el vaciado gástrico, lo que proporciona una sensación de saciedad que ayuda a evitar tentaciones y excesos calóricos que puedan transformarse en grasa corporal. ¿En dónde se consigue la fibra?: Alfalfa, Afrecho, Frutas enteras con conchas, vegetales.

3. Sin prisa pero sin pausa: En la tercera y última pauta —paciencia y constancia— radica el auténtico secreto del éxito de cualquier programa de eliminación de grasa. Según las autoridades sanitarias estadounidenses, casi todas las personas que se someten a dietas de choque acaban recuperando más peso del que pierden. Si te fijas un plazo muy breve para alcanzar tu objetivo puedes no llegar a tu meta. La grasa no desaparece como por arte de magia. De hecho, los expertos en nutrición sostienen que lo mejor es bajar entre medio kilo y un kilo a la semana. Existen dos razones para ello:

* Cuando se adelgaza poco a poco, resulta más fácil mantenerse.

* Por lo general, los regímenes excesivamente rápidos y radicales se llevan consigo porcentaje sustancial de masa muscular.

Ya sabes que las prisas son malas consejeras, así que tranquilo, para perder grasa, no necesitas técnicas ni hierbas milagrosas. Bastan tres pautas muy sencillas: andar con regularidad, tomar más fibra en lugar de azúcares y grasas malas y ser constante. Con ellas, no sólo te librarás de los kilos de más, sino que protegerás la masa muscular.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 22, 2012 por en Artículos en Español.
A %d blogueros les gusta esto: