Licenciada Rosisella Puglisi Spadaro Nutricionista Clínico

Invertir en Nutrición es Invertir en salud

¿Padres embarazados? by: María Carolina Urbina

¿Padres embarazados?

enero 5, 2011 | María Carolina Urbina

Para nadie es un secreto que las mujeres aumentan de peso durante el embarazo, pero lo que sí resulta curioso es que su pareja vea crecer su abdomen durante ese periodo. Descubra qué hay detrás de este fenómeno

La incertidumbre ante lo desconocido que forma parte de un nuevo embarazo puede generar las más diversas reacciones en los futuros padres, una de ellas es que a papá le crezca la barriga a la par de mamá. Aunque parezca descabellado, no son pocos los hombres que aumentan de peso cuando su pareja está embarazada. De hecho, un estudio realizado en Gran Bretaña por la compañía publicitaria Onepoll reveló que ellos pueden subir hasta 6,35 kilos durante los nueve meses. Además, esta misma investigación arrojó que los caballeros en estas condiciones suelen ingerir comidas más grandes y mayor número de refrigerios en su hogar. Y se halló que entre sus antojos favoritos se contaban las pizzas, el chocolate, las papas fritas y la cerveza.

También se demostró que muchas parejas comían fuera de casa en esta época, como una forma de aprovechar los meses que les quedaban solos antes de la llegada del bebé, y que la mayoría de los hombres preferían ingerir un dulce en lugar de una fruta cuando les atacaba la ansiedad. Pero si algo resultó interesante de todo esto fue que un buen porcentaje de los hombres confesó que comía más para que su mujer no se sintiera mal por aumentar de peso durante el embarazo, y otro grupo confesó que se vio obligado a comprar ropa de “paternidad”. De hecho, 20% de los encuestados se dio cuenta de que había subido de peso cuando la ropa ya no le quedaba.

¿Ansiedad o solidaridad?

Rosisella Puglisi, nutricionista clínico, señala que en el fenómeno de comer más ante situaciones de ansiedad intervienen también otros factores como lo son los cambios en los hábitos alimenticios y en las actividades rutinarias. Durante la gestación muchas mujeres comen más veces al día y de una forma desequilibrada con la excusa de “comer por dos”, lo cual influye directamente en la dieta del hombre. Además, si la pareja estaba acostumbrada a hacer deporte o ir al gimnasio, pues esas actividades suelen cesar durante nueve meses, lo cual impacta notablemente en el peso.

Por otra parte, si se profundiza en lo que sucede en la mente de los padres se puede hallar que ciertamente la llegada de un bebé al mundo moviliza muchas angustias en el hombre. María Daniela Abreu, psicóloga y psicoterapeuta afirma que no se trata solo de la interrogante de si sabrá ser un buen padre, además, con frecuencia el hombre aumenta de peso porque se siente excluido y menos importante para su pareja.

Señala la especialista que dentro de la perspectiva psicoanalítica diversos autores han estudiado el deseo de maternidad, encontrando que el mismo no es exclusivo de la mujer. Esto implica que el embarazo impacta el  mundo interno de los futuros papás de una manera particular en función de su historia infantil y su modalidad edípica. Justamente, con respecto a esto pueden encontrarse referencias a lo que se ha denominado el Síndrome de la Covada, que corresponde a un estado de empatía en el que los hombres sienten y experimentan algunos trastornos propios del embarazo, por lo que el aumento de peso podría entrar dentro del conjunto de síntomas que esto implica.

La inclusión es la clave

Aunque algunas toman el aumento de peso de su pareja como un acto de amor y solidaridad, otras no lo ven con mucha gracia, pues para les resulta muy importante sentirse el centro de atención y quizás pueda resultarles hasta agresiva esta actitud, por lo cual esto podría acabar en un conflicto. La psicóloga María Daniela Abreu explica que la forma en la que se asuma dependerá de cuál sea la interpretación que la futura madre le dé al evento, de su personalidad y problemáticas de base, y de la dinámica propia de la relación de pareja.

Ahora bien, lo que resulta fundamental es que el embarazo sea un proceso de dos. Para que esto sea posible, Abreu recomienda que la mujer le permita al futuro padre expresar sus temores y angustias, pues muy probablemente se darán cuenta que los dos comparten los mismos miedos. Además, debe darle la oportunidad de ser parte activa del periodo de gestación, y ambos deben tratar de hallar un espacio en el que se conecten como la familia que son. Asimismo, la futura madre debe recordar que el hombre no solo ejerce el rol de padre para su hijo, se convierte también en un apoyo para ella. Es su puente con la persona que era antes, con la mujer más allá de la madre. De allí su importante participación en todo el proceso y lo relevante que resulta que se mantenga sano. Por supuesto, esto contempla una buena nutrición como uno de los factores básicos.

¡A controlar el apetito!

Rosisella Puglisi, nutricionista clínico, le recomienda a los futuros padres que han visto crecer su abdomen, que visiten al mismo nutricionista que controla a su pareja durante la gestación. Aconseja disminuir el consumo de bebidas alcohólicas al máximo y de comida chatarra, azúcares, frituras y grasas, y aumentar la actividad física. Lo que se debe buscar es que el futuro padre adopte los sanos hábitos alimenticios de la embarazada, de forma que compartan un estilo de vida saludable que se implante en la familia desde antes de nacer el bebé. Es un cambio que puede favorecer notablemente la calidad de vida de todos.

http://www.esteticaysalud.com.ve/%C2%BFpadres-embarazados/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 21, 2012 por en Altri Autori - Other Authors.
A %d blogueros les gusta esto: