Licenciada Rosisella Puglisi Spadaro Nutricionista Clínico

Invertir en Nutrición es Invertir en salud

La leche de vaca y su influencia en las enfermedades respiratorias

Para nadie es novedoso conocer que algunas personas son alérgicas a la proteína de la leche conocida como Caseína, otras en cambio son simplemente intolerantes a su lactosa, pero muy pocas personas conocen la relación de la leche de vaca con las afecciones respiratorias.

En algunos casos, la leche de vaca y sus derivados ocasionan en niños y adultos inmunológicamente más vulnerables a sufrir de infecciones respiratorias, bronquitis y asma de manera recurrente con crisis muy frecuentes.

Son cada vez más las personas, especialmente los niños que presentan este problema, y es que cada vez más la leche está contaminada de productos nocivos y tóxicos para la salud.

Un reciente estudio realizado en la Universidad de Jaén, España, revela que un litro de leche de vaca para el consumo humano contiene un promedio de 20 analgésicos, antibióticos y hormonas de crecimiento, todas medicaciones suministradas al animal y éstas pasan a su leche y por consecuencia indirectamente la consumimos.

Es importante recalcar que los efectos no son inmediatos, es decir no lo veremos con tan solo el consumo de un vaso de leche, sino durante el proceso de magnificación, es decir, durante el proceso de bioacumulación de sustancias tóxicas dentro del organismo humano.

Quién ha tenido la oportunidad de ver el documental norteamericano “Food Inc.” En español “Comida S.A”, sabrá el porqué de tanta intoxicación, pues los procesos agropecuarios y ganaderos emplean cualquier tipo de engorde artificial con el fin de producir mayor cantidad de alimentos sin importar cuánto le cueste a los seres humanos eso para su salud. Les recomiendo ver el documental que se encuentra gratuitamente por youtube en Inglés y Castellano.

Otro artículo publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, reveló que la leche de vaca posee ácido niflúmico, ketoprofeno y ácido mefánico, todos  anti inflamatorios. Además encontraron la hormina 17-beta-estradios un estrógeno (hormona sexual) en tre millonésimas de gramo por cada kilo de leche.

Este fenómeno esta lamentablemente sucediendo en toda la cadena de alimentación, pues se han encontrado peces contaminados con prozac, un antidepresivo, a peces machos producir huevos por la contaminación con las aguas de anticonceptivos femeninos, entre otrsos hallazgos.

De estos hallazgos se puede deducir quela causa en el incremento de las enfermedades respiratoria producidas por el consumo frecuente de lácteos es debido más a su contaminación que por el alimento en sí, de allí el alarmante aumento de las alergias e intolerancia a los lácteos que se presentan en la actual población infanto – juvenil.

¿Por qué los lácteos provocan mayores problemas respiratorios?

Principalmente por el proceso de autoinmunidad y agotamiento inmunológico relacionado con las proteínas de la leche, siendo las más alergénicas, la caseína, lactoalbúminas y  la gamaglobulina bovina; y también por las sustancias químicas presentes en la leche que no son propias de ella que mencionamos anteriormente

Parece ser que la carencia de IgA secretoria es una de las deficiencias inmunológicas más comunes y menos diagnosticadas. Esta condición es normal en el feto y en el neonato por la inmadurez inmunológica, pero la leche materna suministra la IgA necesaria para lograr el desarrollo e integridad funcional de los intestinos y del aparato respiratorio del niño en desarrollo, mientras que la leche vacuna carece totalmente de este anticuerpo esencial. Por este motivo, aportar proteínas tan antigénicas como las de la leche de vaca a un bebé o a un niño, con sus intestinos, sus pulmones y su sistema de defensas aún inmaduro, es uno de los más frecuentes errores, tanto de los padres, como de los pediatras y nutricionistas.

Secundariamente también de la carne y otros alimentos o sustancias que aunque no sean tan antigénicas como los lácteos, pasen a provocar respuestas alérgicas de todo tipo, tanto intestinales como respiratorias, en la piel, etc. Esto explica por qué en la clínica vemos con mucha frecuencia, que después de cierto tiempo de eliminar los lácteos por completo, mejoran parcialmente o desaparecen por ejemplo alergias al iodo, al polen o a otros alimentos, medicamentos.

ES importante tratar a los niños y adultos com infecciones respiratórias recurrentes com uma dieta libre de lácteos y otros alergénicos, como parte del tratamiento.

Lic Rosisella Puglisi

Nutricionista

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 19, 2017 por en Artículos en Español y etiquetada con , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: