Licenciada Rosisella Puglisi Spadaro Nutricionista Clínico

Invertir en Nutrición es Invertir en salud

TERMOABLACTACIÓN: el calor que destruye los tumores

Menos invasiva que las cirugías tradicionales, la termoablactación permite la destrucción de pequeños tumores a través de microondas

Eliminar pequeños tumores sin cirugía es posible gracias a las técnicas de termoablactación y radiofrecuencia. Estos tratamientos ya probados permite “quemar” las células malignas a través de una aguja con punta incandescente que expulsa energía y ataca específicamente la célula enferma o maligna eliminándola.

Esta técnica se va perfeccionado cada día más, con el fin de rendirla lo más eficaz posible y con menos efectos colaterales, todo gracias a que se basa en microondas que a diferencia de las precedentes técnicas por radiofrecuencia, ésta permite una mayor propagación del calor. En este caso se ataca de hecho, una superficie de entre 4 y 5 centímetros en comparación a los 2,5 – 3 centímetros que permitía la radiofrecuencia en el pasado.

En Europa cada país de la comunidad practica entre 7.000 y 8.000 termoablactaciones al año. El 70% en hígado, seguido de pulmón y riñón. La termoablactación también se aplica en tumores benignos, sobretodo en órganos como la tiroides y el útero.

¿CÓMO FUNCIONA LA TÉCNICA?

Las microondas son ondas electromagnéticas producidas por un generador a través de un cable dirigida hacia una especie de “antena” que se coloca dentro del tumor, en donde va a provocar una elevada producción de calor, y éste destruye las células malignas.

La terapia actúa solo localmente, a través de una pequeña incisión de pocos centímetros cercano al tumor, mientras el paciente permanece parcialmente sedado.

La cantidad y duración del calor dependerá del tipo y grandeza del tumor a tratar.

Esta técnica es sin duda una buena noticia para todos los pacientes portadores de tumores pequeños en zonas u órganos muy delicados o de difícil acceso, ya que se trata de una técnica mucho menos invasiva que la cirugía tradicional, es más rápida, menos dolorosa, menos días de recuperación y hospitalización y puede repetirse en caso de reaparición de la malignidad

La contraindicación, es que no puede ser aplicada en tumores que sobrepasen los 5 centímetros de tamaño, y también requiere de una indicación del médico tratando y el técnico radiólogo para determinar si para el tipo de tumor y ubicación esta terapia es eficaz o no.

Lic Rosisella Puglisi

Nutricionista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: